Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

martes, 11 de abril de 2017

La Santa Muerte, Entre La Luz y La Oscuridad

Por lo general asociada con criminales, contrabandistas y bandas callejeras de México, el culto a la Santa Muerte ha aumentado en la última década. A pesar de que su culto se realiza generalmente en secreto, símbolos de la Santa Muerte aparecen en México y en muchos lugares de habla hispana de los Estados Unidos. Curiosamente, mientras que muchas personas no tienen una percepción real sobre lo que es, parece ser que la Santa Muerte es algo más que una encarnación del esqueleto de la muerte.

De hecho, cada vez son más los adeptos que rinden devoción a la Santa Muerte, también conocida como la Señora de la Santa Muerte, en una mezcla paradójica del catolicismo español y la magia popular de América Central. El motivo de tanto culto es que aparte de ser el guardián de los más indefensos y de los pecadores, también ayuda en momentos de sequía, problemas del turismo, agotamiento de las reservas de petróleo o en crisis económicas. Es esta la verdadera función de la Santa Muerte, aunque en el caso de no cumplir las promesas habrá que pagar un precio realmente alto.

¿Qué es la Santa Muerte?

La imagen de la Santa Muerte es una personificación de la muerte, un esqueleto con túnica que lleva una guadaña. A menudo descrita como una santa femenina o diosa, ella es adorada por su fuente de poder sobrenatural. Los seguidores creen que si realizan los rituales correctos y ofrecen los sacrificios adecuados pueden invocar su intervención. Los expertos aseguran que más de la mitad de las oraciones dirigidas a la Santa Muerte son para dañar a otras personas a través de maldiciones y la magia de la muerte. Incluso el mismísimo Vaticano llegó a condenar su práctica y la consideró “blasfemo”. Aunque también hay que decir, que la Iglesia católica considera peligroso todo lo que desafía sus creencias.

Y como hemos comentado anteriormente, la Santa Muerte es considerada popularmente por conceder muchos favores. Al igual que las imágenes de los santos católicos, las imágenes de la Santa Muerte son tratadas como santas, con la capacidad de otorgar favores y milagros a cambio de la fe de los devotos. En ocasiones, la llamada “Dama de la Noche”, es solicitada por las personas expuestas a los peligros de trabajar durante la noche, como taxistas, bailarinas, músicos, policías y profesionales del sexo. Los creyentes esperan que los proteja de accidentes, asaltos, violencia de armas, y todo tipo de muertes violentas.

Un poder mal utilizado

Aparte de los seguidores devotos, la Santa Muerte también está rodeada por sacerdotes autoproclamados, templos, santuarios y otros muchos elementos. El sumo sacerdote Romo Guillén fue detenido por las autoridades mexicanas acusado de secuestro en diciembre de 2010. En 2009 comenzó la guerra santa contra la Iglesia Católica. En ese mismo año, el ejército mexicano destruyó numerosos santuarios de la Santa Muerte. Los miembros de la Iglesia Católica y el ejército consideran este culto como un desarrollo peligroso.

La Santa Muerte tiene seguidores entre los que viven en circunstancias extremas como un “santo de último recurso”. Los problemas económicos de México y el aumento de la delincuencia parecen haber alimentado este culto. Las autoridades mexicanas informan que la popularidad del culto creció significativamente a finales de 1980 y principios de 1990, junto con el aumento en el tráfico ilícito de estupefacientes y las bandas armadas en México.

Y por desgracia, el culto a la Santa Muerte se ha relacionado con la exaltación de la muerte y la búsqueda de riquezas materiales inmediatas. Así que las oraciones y sacrificios son utilizados para ganar reputación, fabulosas riquezas, tener mujeres hermosas, la muerte de un enemigo, o la esperanza de una muerte rápida y gloriosa. Aunque también han cambiado las ofrendas a la Santa Muerte, tradicionalmente se ofrecían platos de comida, cerveza y tabaco, y ahora se utilizan cuencos de sangre animal y humana, para hacer pactos de sangre. En los peores casos se han llegado a ofrecer las cabezas de las víctimas para asociarlas con sus almas y así poder hacer una invocación más poderosa.

¿Una ayuda divina?

El aspecto negro de la Santa Muerte es muy importante. El color negro representa los aspectos más importantes de los poderes primordiales de la Santa Muerte. Antes de que se cumpla la petición de sanación, amor, prosperidad y otras necesidades de la vida, tiene que haber paz. La Santa Muerte, mediante su aspecto oscuro, ayuda a proteger la privacidad y a los que no quieren hacer daño. “La Dama de la Noche” trabaja en secreto, en la oscuridad, para corregir errores, para proteger a los inocentes, para vengar los que la aman y para proteger de cualquiera que nos pudiera desear hacer daño.

No sólo el aspecto oscuro de la Santa Muerte tiene el poder de detener a los peligrosos y poderosos enemigos, sino que proporciona una protección muy potente bajo el amparo de la oscuridad. Y el búho es el gran compañero de la Santa Muerte, quien ofrece sus ojos en la noche para ver mejor a los enemigos y evitar cualquier daño. Y, para cumplir el propósito de la vida, primero debe de haber paz. Para muchos expertos en el tema, la Santa Muerte es el elemento más poderoso para todos aquellos que han sido abandonados por la justicia, aquellos que no nacieron con privilegios o para los oprimidos. Por lo que se trata del mayor aliado y una fuente de poder personal.

Más allá de toda creencia


La mayor parte del mundo occidental tiene una mala relación con la muerte. A menudo se esconden y tratan de ignorarla. Una de las muchas cosas acerca de la cultura mexicana es la forma abierta de tratar sobre el otro lado del velo. La idea de un santo en forma de esqueleto es aterradora para mucha gente, pero las imágenes y las prácticas de Día de los Muertos hace que la muerte sea menos espeluznante. Sin embargo, el culto mal utilizado puede atraer poderes no deseados a las vidas de sus seguidores. No debemos caer en la tentación de pedir ayuda al lado oscuro, incluso cuando nuestras vidas entren un espiral de caos y desesperación. En consecuencia, somos dueños de nuestros actos y responsable de nuestras acciones.

El Incorruptible Monje Charbel

En las distintas religiones hay algunos hechos increíbles que se asocian con la incorruptibilidad de los cuerpos.

Sin tener todavía una explicación científica, estos cuerpos de hombres y mujeres ligados a la fe y cercanos a la santidad permanecen intactos desafiando no solo a la naturaleza humana, sino también al tiempo.

Uno de estos casos es el del monje baladita libanés del monasterio de San Marón de Annaya, el padre Charbel Mahklouf. Charbel nació en 1828 y murió a los 70 años en 1898.

Su cadáver fue enterrado en el cementerio del propio convento donde Charbel había vivido muchos años y donde había desarrollado su tarea de evangelización y caridad para con sus semejantes. Un año después a causa de las intensas lluvias hubo que retirar algunos féretros para reubicarlos en otro lugar y cambiar los cajones de madera dañados. Entre estos estaba el del padre Charbel.

Al exhumar el cadáver vieron con asombro que éste aparecía fresco, incorrupto y flexible como si el monje estuviese durmiendo.

Ante este milagro, lo dejaron a la vista de los fieles y observaron que el cadáver exudaba un liquido semejante a transpiración.

Durante veintiocho años permaneció a la vista del público sin presentar signos de descomposición ni alteración; pero el cuerpo fue siendo mutilado, víctima de los devotos de reliquias, por lo que se decide enterrarlo nuevamente.

Corría el año 1927 cuando, en un nuevo féretro de cedro se lo coloca en un nicho realizado en una de las paredes de la cripta de la Iglesia de Annaya. El féretro fue sellado con fecha 24 de junio de 1927.

Transcurrieron veintitrés años y poco a poco la historia del padre Charbel fue dejando de estar presente entre los monjes; pero una tarde de 1950 uno de los frailes que realizaba sus oraciones vio en la pared una humedad cerosa que para el asombro de todos se comprobó que era sangre fresca.

Nuevamente se exhuma el cadáver y tal como la vez anterior está flexible e incorrupto. En esta oportunidad estaban presentes una comisión eclesiástica y un grupo científico que verifican que el sello colocado en junio de 1927 no había sido alterado.

La comisión científica, al cabo de dos años de estudios y análisis, hace constar en su informe el carácter excepcional del hecho y la ausencia de intervención humana. También determinó que ni antes ni en ese momento se había embalsamado el cuerpo.


La última exhumación del cuerpo data del año 1956 en el momento en que otra comisión científica decide completar y ampliar los estudios realizados cuatro años antes; y es por eso que el día 7 de agosto de 1956 se vuelve a abrir el nicho y encuentran la parte exterior del cajón salpicada de sangre.

En el interior, el cuerpo literalmente flotaba en la sangre segregada, en una cantidad increíble, no solo para un cuerpo muerto, sino para cualquier ser humano. También se comprobó que la ropa se había podrido, pero el cuerpo continuaba en las mismas condiciones: flexible e incorruptible.

En uno de los párrafos del informe los miembros de la comisión expresan textualmente: “Las carnes cedían elásticamente bajo la presión de los dedos como las de un ser viviente y las articulaciones seguían flexibles”

Habían pasado cincuenta y ocho años del momento de la muerte.


Desde ese momento el monje Charbel Mahklouf descansa en paz, pero nos queda la sensación que si nuevamente se exhumara su cuerpo, lo encontraríamos incorrupto, desafiando a la lógica, a la ciencia, al tiempo y sobre todo, a la muerte.

Pasar Debajo de Una Escalera ¿Es Mala Suerte?

La escalera apoyada en una pared forma un triángulo que se identifica con la Santísima Trinidad. Atravesarlo es profanar lo sagrado.

Algunas personas hacen hasta lo imposible para no pasar debajo de una escalera; incluso se arriesgan a caminar entre los automóviles. Para otras el riesgo está en mojarse con pintura o en recibir el golpe de la escalera si esta les cae encima.

La superstición se relaciona con las creencias cristianas. La escalera que se apoya en una pared o en un árbol forma un triángulo que se identifica con la Santísima Trinidad. Atravesarlo es profanar lo sagrado y atraer al demonio.

Las primeras representaciones de la Crucifixión alimentaron la idea de que la escalera simbolizaba tanto a Dios como a Satanás.

En ellas, Satanás, furioso porque la muerte de Jesucristo ha salvado a la humanidad, se encuentra de pie debajo de una escalera que está apoyada en la cruz.

El área entre la escalera y la cruz estaba bajo el dominio del diablo, así que solo quien lo adorara pasaría por allí. Sin embargo, hacer el signo de la cruz con los dedos pone a salvo a la persona, lo cual impide a Satanás tomar venganza.

Sin embargo, esta superstición ya existía antes del nacimiento de Jesús. En el antiguo Egipto, Osiris, el dios del Sol, estaba en guerra constante con Set, el amo de las tinieblas. Después de una victoria, Set empujó a Osiris a la oscuridad de la tumba.

Horus, el dios del Sol naciente, de cabeza de halcón, ayudó a su padre a salir de las tinieblas con dos poderosos hechizos: una escalera y el signo de la "V" hecho con dos dedos.

En algunas tumbas egipcias se han encontrado amuletos de buena suerte en forma de pequeñas escaleras, y algunas personas aún usan versiones modernas de dichos amuletos.

En algunos países, las escaleras se asocian con los criminales y con la muerte, pues los verdugos hacían las horcas apoyando una escalera en un árbol. Después de la ejecución, nadie se atrevía a pasar debajo de la escalera, por temor a encontrarse con el fantasma del ahorcado.

En Francia, antes de que se usara la guillotina, a los condenados se les hacía pasar por debajo de la escalera que los llevaba al cadalso.

Cada vez que el verdugo tenía que subir o bajar de la escalera, tomaba la precaución de escupir varias veces entre los travesaños para asegurarse de rechazar las maldiciones del condenado.


Existen varias formas de contrarrestar esa infracción: cruzar los dedos y mantenerlos así hasta ver a un perro; escupir sobre un zapato y dejar que la saliva se seque allí; incluso hacer el signo de la "figa" cerrando el puño con el pulgar metido entre el dedo medio y el índice.

domingo, 9 de abril de 2017

Pazuzu El Demonio Sumerio De La Película El Exorcista.

En la religión sumeria el infierno no era un lugar de condenación. Para los sumerios no existía la idea del premio o del castigo tras la muerte. Los seres humanos habían sido creados para servir a los dioses, y el pecado sólo existía, por tanto, relacionado con las faltas contra la divinidad. El infierno (lo llamaban “mundo del otro lado”) era concebido como un sitio al que se iba tras la muerte y en dicho lugar no había sabores, ni colores, ni olores…

Era un sitio gris, aburrido e insípido. Si tenías suerte y habías adulado lo suficiente a los dioses, se te podría permitir pasar la eternidad a su servicio en alguno de los palacios infernales. Por lo menos no te aburrirías tanto..

También al servicio de los dioses se encontraban los diablos y las diablesas. Éstos, al contrario que en la cultura judeocristiana, no eran esencialmente malignos. Digamos que se limitaban a hacer su trabajo, que consistía en ajustarle las cuentas a los humanos cuando ofendían a un dios (ya se sabe, “no es nada personal, son sólo negocios”).

Por supuesto que, al igual que el panteón sumerio tenía más de 3.600 dioses, había demonios para toda clase de torturas, vejaciones y castigos. Según el dios al que sirvieran, y según su especialidad, podían ser más o menos poderosos. Posiblemente, el diablo más peligroso de todos era Pazuzu. Su fama era tanta que duró más de dos mil años, y llegó a nuestros días a través del cine actual de Hollywood, ya que la imagen del diablo que sale en la película de “El Exorcista” es una estatuilla de Pazuzu encontrada en unas excavaciones.

Los sumerios le tenían un miedo terrible, pues se encargaba de castigar a los humanos con fiebres ardientes, pestilencias y con vientos igual de ardientes. Entre la sequía y la falta de ibuprofeno, los pobres sumerios acababan con frecuencia en el camposanto. Hay que tener en cuenta que las ciudades sumerias, sobre todo las del sur, en aquellos tiempos estaban rodeadas de pantanos. Esto era bueno para llenar la despensa, pues esos pantanos estaban plagados de aves acuáticas y peces, pero también eran el foco de fiebres que en tiempos de paz eran la principal causa de defunción.


Se ha calculado que 7 de cada 10 niños no alcanzaban la pubertad. Por ello, los sumerios decidieron convertir a Pazuzu en protector de los niños recién nacidos. De esa forma, las madres colocaban amuletos de Pazuzu entre las ropas de los lactantes. ¡Qué mejor forma de proteger de la fiebre al niño, que elegir como guardaespaldas al mismo que trae la fiebre! Por si fuera poco, Pazuzu estaba casado con la diablesa Lamashtu, que era una de las más poderosas y estaba especializada en devorar niños y provocar abortos tocando siete veces el vientre de las embarazadas. Pazuzu era el único capaz de meter en vereda a su media naranja. De esa forma, negocio completo. No hay duda de que los sumerios siempre fueron gente práctica.

Sectas Peligrosas Que Estremecieron Al Mundo

Las sectas más peligrosas que han estremecido al mundo, son sectas o cultos que han utilizado la fe, la religión, las creencias de las personas para convertirse en verdaderos grupos satánicos, en donde la muerte es el principal icono de su fe.

Estas sectas son consideradas las sectas más peligrosas del mundo, ya que sus líderes han proclamado su religión en contra de los principios de la vida, de la humanidad, de los seres humanos, volcando sus creencias hacia un extraño culto hacia la oscuridad, hacia la muerte, hacia el odio; hacia una elevación espiritual falsa, y sobre todo; hacia un nato y descontrolado culto a lo desconocido.

… y por si eso no fuera poco, estas sectas han sido lideradas por verdaderos psicópatas, que lo único que han buscado es utilizar a sus seguidores, manipularlos con el único fin de cubrir sus ansias de poder.

Porque como podemos ver estas sectas no tienen un propósito bueno, ni sano para nadie. Son grupos que tienen como único fin atentar contra la vida en la tierra... que lástima que mentes tan poderosas se pierdan en el camino de la oscuridad.

Este top 6 de las sectas más peligrosas del mundo fue inspirado por uno de los psicópatas y asesinos más grandes de la tierra, al ver un video de charles manson me di a la tarea de buscar si existían más sectas o asesinos psicopátas como Charles Manson.

Mi sorpresa fue que como él, han existido decenas de psicópatas que han liderado muchos grupos seudo religiosos, que han hecho creer a sus fieles seguidores que la muerte es el único camino hacia la libertad espiritual.

Por dar un ejemplo tengo este top 6, de las sectas más peligrosas del mundo, antes de que veas el video te invito a que ahora si apagues las luces de tu cuarto, o te envuelvas entre tus sábanas por que es aterrador lo que verás.

Tal vez tu no lo notes en estos momentos, pero solo ponte a pensar y a analizar los siguiente, te atreverías a suicidarte, o arrebatarle la vida a uno de tus familiares sólo porque alguien te lo pida.


Es justo en este punto donde radica lo peligroso de estas sectas, las personas pierden completamente la conciencia y son capaces de hacer y cometer las peores atrocidades que te puedas imaginar.

EL Padre Mario Pantaleo Un Sanador

José Mario Pantaleo nació en Italia, hijo de Ida Melani y de Rafael Enrique Pantaleo (un industrial muy importante y muy piadoso que ayudaba a todos cuanto podía).

A los cinco años, viviendo en Pistoia, un pueblo de la provincia de Florencia; el pequeño Mario conoció el dolor: su gato (el compañero inseparable) estaba muy enfermo y le habían dicho que moriría. Mario, con lágrimas en los ojos se acercó al felino que estaba tendido en el suelo, moribundo y le acarició el lomo como una amistosa despedida. Apenas dos horas después, el gato corría por la casa y por los techos, sin vestigios de enfermedad.

Este hecho, que para los miembros de la familia no dejaba de ser una coincidencia, fue la primera curación por imposición de manos del padre Mario.

José Mario Pantaleo se ordenó sacerdote católico en Mattera (Italia) siendo muy joven, también era Licenciado en Psicología y Filosofía. Viajó luego a la Argentina y aquí se quedó para siempre.

Desarrolló su tarea principalmente en González Catán donde creó dos fundaciones para ayuda a los necesitados, un colegio primario, uno secundario, un taller para los de la “tercera edad”, una panadería y fábrica de pastas manejada íntegramente por discapacitados, un centro médico, una guardería donde se cuida y se da alimento a hijos de mujeres que trabajan, una biblioteca con más de 5.000 libros y un taller textil, donde encontraron trabajo muchos hombres y mujeres a quienes la pobreza y la ignorancia marginaba hasta ese momento.

Además de su obra benéfica para la gente carencia de su barrio, lo que dio fama al padre Mario fueron las largas “filas de la esperanza” como se llamó a la gran cantidad de gente que desde la madrugada se juntaba en González Catán y dos veces por semana en los fondos de una panadería del barrio de Floresta para buscar alivio a sus enfermedades y problemas, porque como ya dijimos, el Padre Mario era un Cura Sanador.

Se calcula que atendió en los últimos treinta años un promedio de 2.000 personas por semana. Sus seguidores eran principalmente los humildes, pero también muchos famosos y de renombre, como el pintor Raúl Soldi, Amalia Lacroze de Fortabat, el escritor Ernesto Sábato, el ex-Presidente Arturo Frondizi, el empresario Francisco Macri (padre del Presidente De  La Republica), e incluso el propio ExPresidente de la República, Carlos Menem.

Pero por supuesto que no siempre fue fácil la tarea del padre Mario.

Hay dos anécdotas que muestran no solo el interés de algunos en desacreditarlo y combatirlo, sino también su grandeza y su piedad para con quienes atacaban su obra:

Un comisario de González Catán, quien había recibido “sugerencias” y algunas presiones para terminar con la obra del cura, varias veces lo amenazó con que lo llevaría preso si continuaba sanando.
Cierta vez, uno de los hijos del comisario enfermó de gravedad y desesperado lo llevó hasta el cura, como un último recurso.
Por supuesto el padre Mario sanó a la criatura y esto llevó a que el comisario no solo lo dejara tranquilo, sino que hasta llegó a trompearse con alguien que acusó al padre Mario de mentiroso.
  Cierta vez una mujer -aparentemente muy preocupada- fue a ver al sacerdote y le entregó una foto (en la que una mujer sonreía cálidamente) diciéndole que era una amiga afectada por una grave enfermedad (habitualmente el padre Mario curaba con solo ver fotografías o tener en sus manos alguna prenda). El padre Mario luego de tener la foto en sus manos, miró fijamente a la mujer a los ojos y le reprochó: Pero hermana ... ¿por qué me traes la fotografía de alguien que ya no está con nosotros?.

La mujer se echó a llorar y confesó que efectivamente la persona de la foto había muerto hacía un tiempo y que ella lo sabía. Su misión era tenderle una trampa para que alguien (nunca se supo quien) hiciera luego público el engaño y demostrar que los poderes del padre Mario no eran tal, sino solo charlatanería.

La mujer, arrepentida de su acción, quiso besar las manos del cura, pero él no lo permitió y tomándola de los hombros simplemente le dijo que fuera con Dios.

Estos hechos tenían dos orígenes: Un sector del clero católico, su propia Iglesia (quienes presionaban, por ejemplo a los sectores policiales) y un grupo de médicos de la zona que intentaban acusarlo por ejercicio ilegal de la medicina.

Increíblemente los médicos fueron quienes ayudaron en la obra del Padre Mario, cuando comprendieron que el cura no quería reemplazarlos, muy por el contrario, su obra ayudaba a salvar vidas.

Un médico llevó cierta vez a su propia esposa atacada de una enfermedad terminal, hasta el padre Mario. En un portafolios tenía todo los estudios y análisis hechos a la mujer. Cuando quiso abrir el maletín, el padre Mario le dijo que no era necesario, puso su mano sobre el maletín cerrado y detalló al médico algunos exámenes que allí se encontraban. Luego de hablar a solas un tiempo con la mujer le comentó a su esposo que ella moriría al poco tiempo pero que lo haría sin dolor, plácidamente y con una fe renovada. Efectivamente, la mujer de este médico murió un mes más tarde, sin dolores, en paz, con su fe reconfortada y al decir de su esposo, falleció con una sonrisa.

Por el contrario, el clero nunca lo aceptó y solamente pudo desarrollar su obra gracias a la comprensión de Monseñor Bufano y a la muerte de éste de Monseñor Meinvielle (ambos obispos de San Justo, diócesis en la que trabajaba el Padre Mario Pantaleo).

Testimonios De Su Fe

Los testimonios que hablan de las milagrosas curaciones del Padre Mario se cuentan por miles; pero a modo de ejemplo, algunos relatos de personajes famosos y de anónimos fieles que recibieron el auxilio del cura sanador:

 El periodista, historiador y escritor Félix Luna cuenta: “Apenas me miró me diagnosticó que tenía. Después fui al médico y me confirmó exactamente lo que el Padre Mario me había dicho”.
  El humorista Jorge Ginzburg, quien fue uno de sus amigos, cuenta que cierta vez que lo vio ayudándose con nebulizador para respirar y le preguntó porque si podía ayudar a tantos, no podía curarse él mismo, a lo que el cura le contestó: “Cuando alguien recibe un don, es para darle a los demás, no para uno”.

También agrega Ginzburg: “El principal milagro del Padre Mario fue su obra para con los huérfanos y discapacitados. Ese tano tozudo y luchador era de los que pensamos que si podemos soñarlo, podemos hacerlo y lo hizo”.

  Osvaldo Cocci, quien por años fue Director de Valuaciones de la Municipalidad de Buenos Aires dice que: “En enero de 1990 una tomografía computada determinó que tenía un tumor canceroso de dos centímetros en el pulmón derecho; por lo que los médicos decidieron operarme urgentemente en una semana. 

Fui al Padre Mario y con su péndulo me confirmó el diagnóstico diciendo que se podía curar en 60 días. -continúa Cocci su relato- Bajo mi responsabilidad, aplacé por dos meses la operación y visitaba diariamente al Padre Mario, quien sin tocarme, pasaba su mano por la zona afectada y oraba. A los 63 días me dijo que me hiciera una nueva tomografía la que arrojó como resultado que el tumor había desaparecido. Cuando mi médico vio la tomografía no podía creerlo y tuve que confesarle que tenía un asesor espiritual. Mi médico llevó el caso a la Academia de Medicina” .Por último dice Cocci: “A los seis meses me hice otra tomografía y no hubo dudas, el tumor ya no existía. Tengo toda la historia clínica a disposición de quien quiera verla ... “

  El Presidente Carlos Menem en los funerales del Padre Mario lo definió diciendo: “Es un santo”. Cuando meses más tarde los restos del cura fueron trasladados desde el cementerio de la Recoleta a González Catán, también estuvo presente el Presidente quien dijo: “Yo se que cuando se habla de curaciones hay muchos que desconfían. Se habló mucho del Padre Mario y de sus curaciones. Quiero decirles que yo soy uno de los que recibieron su palabra y su curación”. Menem fue atendido por el Padre Mario a raíz de problemas en sus cuerdas vocales (enfermedad ésta que hizo correr rumores de un cáncer en el primer mandatario),

  En 1984 Irene de Pintos tenía un tumor en el cuello que era inoperable. La quimioterapia no había resultado y la cobaltoterapia tuvo que ser suspendida. Estaba desahuciada y lo único que quedaba era esperar el desenlace. Cuando el Padre Mario la atendió pasando su mano (sin tocarla) por la zona y rezando, el tumor desapareció. En los años siguentes le hicieron tomografías, confirmando que el tumor ya no existía.

  Nilda Fernández, una mujer de muy buen nivel social y económico que colaboró durante mucho tiempo con la Fundación, cuenta: “Una vez le pregunté al Padre sobre los enfermos de SIDA y él me dijo que con eso no podía hacer nada. Pero al tiempo, muy contento me dijo que ya tenía tres casos de SIDA en los que la enfermedad había cedido. Yo le dije: Pero Padre si Ud. me dijo que con eso no podía hacer nada y el me dijo: Si, pero ahora El De Arriba me dio permiso”

  Keikichi Utsumi, un empresario japonés radicado en Argentina, que fue gobernador del Rotary Club en 1988/89 cuenta: “A mi hija la curó de un problema de piel que no tenía solución médica y a mi esposa la sanó de las consecuencias de un ataque cerebral en apenas un mes. Somos católicos y agradecidos al Padre Mario, y sobre todo, a Dios”

Palabras De Un Médico

Las palabras del Dr. Daniel Trocki resultan muy importantes, no solamente por su condición de Director del Instituto Geriátrico Nazaret, sino también por que fue elegido por el Padre Mario como Director Médico del Área de Salud de la Fundación en González Catán. Así cuenta el médico su experiencia de dos años junto al Padre Mario:

“Presencié algunas cosas que eran increíbles. Si yo no las hubiera visto, confieso que me hubiera costado mucho aceptarlas. Antes de conocer al Padre Mario no creía “en esas cosas” de ninguna manera”.

Dice luego refiriéndose a su profesión médica: “Uno no tiene por que encorsetarse en los parámetros médicos, esto lo digo como profesional. Nosotros somos profesionales, pero antes que eso somos seres humanos”.

Su Último Milagro Cuando Estaba A Punto De Morir.

El último milagro del Padre Mario fue en la sala de Terapia Intensiva del Sanatorio de la Santísima Trinidad donde estaba internado en agosto de 1992 afectado de una deficiencia cardiaca, la que sumada a su crónico problema respiratorio sería el desencadenante de su fallecimiento.

Según cuenta Laura Rodeghiero (en ese entonces secretaria de la Sala de Terapia), separada por un biombo, estaba junto al sacerdote, una joven norteamericana de 16 años: Amanda “Mandy” Salas, quien a raíz de un accidente automovilístico estaba cuadripléjica, sin poder mover ninguna parte de su cuerpo y con respirador artificial.

Dice Laura Rodeghiero: “Cuando Mandy fue internada los estudios y las tomografias determinaron una lesión en la médula irreversible. No podría mover ningún miembro de su cuerpo. Cuando el Padre Mario se enteró le pidió a Perla (su secretaria y mano derecha en la Fundación) una foto de la chica y que gestionara para que retiraran el biombo y acercaran las camas. El biombo fue retirado, pero no se pudieron acercar pues los dos dependían de sus respiradores.

Desde su cama el padre levantaba su mano que le temblaba, porque tenía que hacer mucha fuerza, y bendecía a Mandy. Era tan grande el esfuerzo de mover un poco su mano que teníamos miedo por su salud, ya que no podía más.

Poco antes de morir, le dijo a Perla en un susurro que él “se iba a ir”, pero que la chica “se iba a quedar”; agregando que volvería a caminar en un año y medio o dos”.

Agrega la enfermera que Mandy, después de ser trasladada a su ciudad (San Diego) abandonó el respirador, y no solo pudo mover sus dedos, sino que logró pararse de su silla de ruedas. Mandy Salas, el último milagro del Padre Mario, se graduó al año siguiente como Bachiller con honores y con la fe inquebrantable de que muy pronto volvería a caminar.

Un dato curioso lo marca el hecho de que cuando visitó, junto a sus amigas, a una famosa vidente de San Diego, ésta (sin conocer su historia en Argentina), le dijo que “captaba muy claramente en sus videncias a un hombre mayor, un sacerdote ya fallecido, que la estaba cuidando y dándole ánimos permanentemente”


Hasta aquí, parte de la historia de este Cura Sanador, el Padre Mario, quien a mi juicio se autodefinió, cuando dijo: “No hago milagros, solo tengo a Dios a mi lado”.

viernes, 7 de abril de 2017

Como Hacer Un Viaje Astral

Hablemos un poco de lo que es: Un viaje astral es la separación del cuerpo físico y el cuerpo astral. Esta separación es muy parecida a la muerte, muchas de las personas que han permanecido muertas clínicamente durante algunos minutos lo han experimentado conscientemente. Pero no hace falta estar al borde de la muerte para experimentarlo.

¿Para que sirve un viaje astral?

En las cuestiones brujisticas se utilizaba comunmente para investigar a alguien o atacarlo psiquicamente.

Los antiguos iniciados utilizaban esta practica para descargar informacion de diferentes planos existenciales.

Bien comencemos con los ejercicios y recomendaciones:

Bueno Muchos recomiendan hacer el viaje por las mañanas o por las tardes. Yo siempre lo he hecho en la noche. Se preguntaran: ¿Hay algun peligro de que alguna entidad tome mi cuerpo o de que muera?
Ninguna entidad puede tomar tu cuerpo, por eso cargamos con el cordon de plata el cual ata nuestra alma al cuerpo fisico. Podrias entrar en un estado de coma, mas no morir.
Una de las experiencias mas escalofriantes es ver tu cuerpo tirado, es muy probable que te cause miedo y regreses, con la practica lo iras dominando.

Se recomienda estar acostado de norte a sur en una posicion comoda, hacer 4 respiraciones profundas por la nariz exhalando lento por la boca. sueltas tu cuerpo y relajas tu mente, despues visualizas una luz blanca o azul que gira dentro de la oscuridad al cerrar tus ojos cerca de tu frente:''posiblemente sientas un viento un poco helado que sopla tu mente. No temas, son los maestros que estan ayudando a abrir tu psique. sigue con una respiracion normal. Te puedes apoyar con sonidos de lluvia o musica relajante. Posiblemente no te salga en el primer intento. No te sientas mal, yo tarde casi un mes pero me funciono.

Como ultimo dato. Siempre que uno esta a punto a salir de su cuerpo, se siente una extraña sensacion como si uno se estuviera callendo, el cual provoca miedo. Si en ese momento nos gana el miedo, no podremos salir conscientemente.

La mayoria emos experimentado viajes astrales por medio de sueños, aunque es mas complejo saber discernir si fue un sueño o un astral, ademas de que no tienes control por no saber que sucede realmente. Por eso los invito a hacer de esta practica para el que guste y este cansado de la rutina, viva momentos maravillosos y grandes experiencias.