Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

martes, 15 de diciembre de 2009

Los Fantasmas de la Torre de Londres


Situada en el centro de la ciudad, junto a la ribera norte del río Támesis, la Torre de Londres es uno de los monumentos históricos más antiguos de la capital inglesa. A lo largo de sus casi mil años de existencia ha tenido diversos usos, sirviendo como fortaleza defensiva, palacio real, depósito de las Joyas de la Corona y lujosa prisión para nobles caídos en desgracia. Fue además el lugar en el que muchos de estos personajes ilustres probaron el hacha del verdugo.

Asegura la tradición que la Torre está encantada, que gran parte de los que murieron en ella aún habitan entre sus paredes y, desde hace siglos, efectúan frecuentes apariciones nocturnas, poniendo a prueba los nervios de guardias y centinelas.

El más famoso de los espíritus que supuestamente se pasean por el edificio es el de Ana Bolena, segunda esposa de Enrique VIII, decapitada el 19 de mayo de 1536. Su manifestación más espectacular tuvo lugar en 1864, cuando uno de los guardias la vio salir de entre la niebla, vestida de blanco y sin cabeza. Atemorizado, el guardia le clavó su bayoneta, momento en el que una especie de rayo luminoso se propagó por el cañón del fusil hasta impactar en él, dejándole inconsciente en el acto. Dos soldados más y un oficial corroboraron haber visto al espectro desde una ventana.

Otro fantasma que perturba las tranquilas noches de los centinelas es el de Margaret Pole, condesa de Salisbury, ejecutada en 1541. En cada manifestación representa sus últimos instantes de vida, los cuales fueron particularmente truculentos (el verdugo tuvo que golpear tres veces su cuello para completar el trabajo).

Más tranquilas son las apariciones de Tomas Becket, que aunque fue asesinado en la catedral de Canterbury (en 1170) regresa de vez en cuando a visitar la Torre, de la cual fue gobernador; y las del príncipe Eduardo V y su hermano el duque de York, asesinados por su tío Ricardo III en 1483, quienes se pasean por los corredores cogidos de la mano y vestidos de blanco.

Sir Walter Raleigh, prisionero de la Torre entre 1603 y 1616 y decapitado en aquel mismo lugar en 1618, pasó también a formar parte del batallón de ilustres almas en pena al que tienen que enfrentarse los guardas nocturnos. Dicen que se le puede ver rondando los aposentos en los que estuvo retenido.

Pero no solo se presentan espectros humanos. En ocasiones, un enorme oso cruza corriendo los pasillos, apareciendo y despareciendo a través de lugares imposibles. Edmund Lenthal Swifte, Guardián de las Joyas de la Corona durante casi cuarenta años, contó en 1860 en Notes and Queries, cómo uno de los centinelas vio salir al oso por debajo de una puerta. Al igual que haría años después el soldado que se encontró con Ana Bolena, el centinela le clavó la bayoneta, perdiendo el sentido en ese instante. A diferencia de su colega, éste no se recuperó de la experiencia y murió a los pocos días.
El propio Swifte fue testigo de una aparición sobrenatural en el edificio. Según él mismo cuenta, una noche en la que cenaba con su familia en la sala de estar de la Casa de las Joyas, cerca de la medianoche, él y su mujer vieron aterrorizados cómo una forma cilíndrica, como un tubo de cristal lleno de una densa nube entre blanca y azul, se materializaba en el aire y comenzaba a flotar por la habitación. Llegó a tocar el hombro de la mujer de Swifte, momento en el que éste le arrojó una silla, con lo que el extraño objeto desapareció
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario