Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

jueves, 5 de agosto de 2010

Madeleine: Detrás de los Micrófonos


Una entrevista concedida en exclusiva mundial a una televisión española por los padres de Madeleine McCann ha captado un instante televisivo que podría esconder la verdad de este oscuro caso, que se debate febrilmente entre el secuestro y el homicidio.
El interesante y enigmático momento ocurre, precisamente, cuando finaliza la entrevista al matrimonio británico. Instantes antes de levantarse del sillón en el que han estado contestando, tensos y emocionados, a las preguntas sobre la desaparición de su hija, todavía con los micrófonos encendidos Gerry advierte a su mujer, Kate, sumida en un llanto irrefrenable: -No hables hasta que no apaguen los micrófonos.
Hasta esta noche, los McCann no habían roto su silencio tras ser señalados como presuntos asesinos de su hija en la línea de investigación portuguesa que más fuerza ha tomado.
Durante la entrevista, la primera después de haber sido imputados como sospechosos por la policía lusa, el marido desmintió haber dado sedantes a sus hijos, acusación que calificó de “un ultraje” a sus nombres.
Kate y Gerry McCann escuchaban las preguntas sentados en un sofá y cogidos de la mano, con lágrimas bañando sus ojos a lo largo de los, aproximadamente, veinte minutos de aparición televisiva.
En ella, recordaron el “maravilloso ser humano que es Maddie”. También declararon sentirse tranquilos en vísperas de conocerse los resultados de ADN que podría señalarlos como artífices de la desaparición de la niña: “No tenemos miedo, pero no somos fríos, la calma nos la da saber que tenemos la razón”, y dijeron confiar “absolutamente” en los amigos con los que cenaron la trágica noche, manifestando su fe en encontrar a Maddie, “un ser muy lindo al que nadie puede hacer daño” y a la que Kate imagina “en una casa de algún lugar”.

Ante las cámaras, los McCann sostienen firmemente su inocencia y siguen haciendo desesperados llamamientos a la población para encontrar a su hija, de la que se perdió el rastro en mayo del 2007 en la población portuguesa Praia da Luz.

Pero sólo ellos y, quizás también, su círculo más cercano, conocen la autenticidad de sus declaraciones.Que la recomendación a Kate de no hablar sea producto del miedo a una posible malinterpretación, manipulación informativa, o la punta de un iceberg que esconde una gran mentira helada es el enigma que guarda la tan buscada verdad de este misterioso caso, que tiene en vilo a medio mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario