Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

jueves, 17 de febrero de 2011

Paul Karason, El Hombre Azul


El uso erróneo de un medicamento dejó a un norteamericano con una extraña enfermedad que paulatinamente ha teñido su piel, hasta dejarla de un tono completamente azul.

Un medicamento con extractos de plata
La historia de Paul Karason, de 57 años de edad, ha dado la vuelta al mundo y le ha valido toda clase de comentarios que lo tildan como el "hombre que se convirtió en Pitufo", por el color de piel que comparte con esos antiguos y populares dibujos animados.

Su calvario comenzó hace 14 años cuando Karason, que entonces tenía la piel clara y con pecas, inició un tratamiento cansado de sus problemas dérmicos causados por el estrés.

Para ello usó un medicamento con extractos de plata, que se prescribe para cierto tipo de enfermedades en la piel.

Tenía la piel clara y con pecas.

Sin embargo, ese fármaco estaba indicado para beber, y él, al no conseguir resultados, comenzó a frotárselos directamente en la cara. Lo que logró finalmente fue una intensa dermatitis y una reacción que poco a poco fue tiñendo su cara de azul.

"El cambio fue tan gradual que no lo percibí. Tampoco lo hicieron mis amigos", manifestó Karason

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada