Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

lunes, 14 de marzo de 2011

Las Caras De Belmez


Circundando las entrañas de la Sierra Mágina en las inmediaciones provinciales de Jaén, se enclava un pequeño y acogedor "pueblecito" denominado Bélmez de la Moraleda. Es rara la persona relacionada o estudiosa de las parapciencias de todo el mundo, que no haya oído hablar de este pueblo. Cuando se escucha Bélmez de la Moraleda, en seguida se asocia a unas caras, pero... ¿a qué caras?

Sí, en efecto, podemos asociar al pueblo de Bélmez de la Moraleda unas caras, unas formaciones teleplástias que asemejan rostros y bustos que parecen de seres humanos.

El día 23 de Agosto de 1971, Bélmez de la Moraleda estaba sometido a un caluroso día de verano, pero a pesar de ello en el interior de las casas se agradecía el frescor que proporcionaban las gruesas paredes. Doña María Gómez, cocinaba tranquilamente en la cocina de su casa realizando los menesteres propios, cuando de repente se percató de que en el suelo junto al fogón, había una extraña mancha. La mancha después de haberla examinado concienzudamente por ella y su marido Juan Pereira, resultó ser una especie de rostro informe. La examinaron una y otra vez, sin saber ciertamente de lo que se trataba. Miguel, hijo de la familia Pereira, conseguía imaginar un rostro. Ese día no se le dio mucha importancia, pero conforme transcurrían las horas aquel rostro sin forma se convertía en la imagen clara de una faz humana. La familia Pereira salió aterrada de la casa, cuando vieron al día siguiente esa imagen sobre el suelo de cemento. En el pueblo se despertó la curiosidad por la extraña imagen que en la casa de María había tenido aparición. Los propios vecinos, hacían referencia a que la imagen se parecía a la Santa Faz que hay en la Iglesia de Jaén.

Pánico en la Casa de los Pereira

Miguel, presa de pánico junto con sus padres, procedió a picar el rostro que en el suelo de la cocina había aparecido. Pero unos meses más tarde, concretamente en septiembre de ese mismo año, hacía aparición otro muy parecido al anterior. Esta vez la familia lo tomó con más filosofía y extrajo el rostro aparecido en el mismo lugar que el primero y lo colocó en la pared de la cocina con un cristal cubriéndole a modo de cuadro. En el lugar donde apareció la última cara, Miguel acompañado por el maestro de obras del Ayuntamiento de Bélmez de la Moraleda, excavó un foso en la cocina de la casa de 2’80 metros de profundidad por 1’50 de diámetro. El pensamiento unánime de todos los asistentes, era encontrar fotografías enterradas, que creían que podrían ser las causantes de la emulsión de las imágenes. Pero la verdad es que sólo encontraron numerosos huesos en el subsuelo de la casa de María, que en conjunto con la vivienda contigua y parte de la Iglesia, formaban parte de un antiguo cementerio del siglo XIII, aunque la antigüedad del pueblo date del siglo XV. Todas estas fechas las proporcionaron los estudios efectuados por el C14 (Carbono 14) en una universidad española.

Al poco tiempo, tras enlucir el suelo de nuevo con cemento, concretamente el 10 de septiembre de 1971, nuevos rostros hicieron aparición en gran número, esta vez en torno a uno central más imperfecto y difuminado. La verdad es que tampoco tuvo tiempo de esclarecerse demasiado, porque el joven Miguel aterrado por la aparición de estos rostros procedió a picarlos dejando los fragmentos junto a la pared del fogón, lugar donde han estado hasta hace muy poco.

El Fenómeno Persistía de Manera Implacable

Pero ocurrió lo esperado. Los rostros, volvieron a hacer aparición en el suelo de la cocina. Se podían distinguir rostros femeninos y masculinos, con trajes y desnudos y a veces meciendo sus cabellos al viento.

El día 1 de Noviembre de 1975, en presencia del conocido parapsicólogo don Germán de Argumosa así como de otros acompañantes célebres de la parapsicología, se procedió a levantar del suelo de la cocina la imagen hoy en día más clara, la imagen bautizada como "el pelao". Los hijos de María procedieron ese mismo día a restablecer el suelo de la casa enluciéndolo con cemento. No a mucho tardar, el 18 de ese mismo mes hicieron aparición nuevos rostros que pudieron verse claramente a lo largo de un periodo de tiempo, ya que en el mes de Diciembre de 1976 las figuras que se encontraban en una parte de la casa, comenzaron a desaparecer y formarse otros diferentes encima de ellas.

Muchas gentes han atribuido al fenómeno, manipulación personal o bien simplemente que alguien se divertía pintando las extrañas formas y burlándose de la gente. Esto, hay que decir que se cae por su propio peso. Grandes investigadores de todo el mundo como Hans Bender, Germán de Argumosa o Pedro Amorós han pasado sus equipos por esta popular casa de Bélmez de la Moraleda. Muchas universidades de Europa y Argentina, han estudiado los fragmentos de las caras que en el lugar se obtuvieron. Nadie, repito, nadie ha sido capaz de demostrar que el fenómeno que se produce en el suelo de la cocina de María Gómez Cámara, se trate de algún tipo de pintura, tintura o similares productos tales como nitratos y cloruros o incluso sales de plata.

Comienza la Investigación de Campo

El día 5 de Abril de 1996, me dispuse a partir hacia ese misterioso lugar encallado en el fondo de la Sierra Mágina, en la provincia de Jaén. J.J. Requena, Antonio García y Manuel Capella investigadores del S.E.I.P. (Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas) accedieron al viaje y me acompañaron para realizar informe y presenciar las investigaciones que pretendía llevar a cabo.

Tras tomar contacto con María y esta acceder a una dura y exhaustiva investigación del fenómeno y de las propiamente dichas teleplástias, el mismo viernes por la noche comenzamos a preparar los equipos que íbamos a utilizar a lo largo de la investigación. Amaneció un lluvioso día, cosa bastante común en aquel lugar y como ya veremos en el desarrollo de las investigaciones, quizás pueda ser la causa del mantenimiento de las famosas teleplástias de Bélmez de la Moraleda. Nos dispusimos a ir hacia el lugar una vez tomado un copioso desayuno en la posada de Lorenzo. María nos recibió un poco recelosa pero con júbilo, como ella dice "le gusta que los científicos investiguen en su casa, para saber si se saca algo en claro".

Realizamos un vasto y amplio documental fotográfico con películas de diversas características. Filmamos con vídeo y con película sensible al infrarrojo, todas las apariciones de los rostros e imágenes que se mostraban en el suelo de la cocina y del "hall" pasillo de entrada a la vivienda. Pudieron contabilizarse en total más de 15 imágenes diferentes en las dependencias antes mencionadas. Una de las imágenes más características es la de "el pelao", imagen que ha sido sometida a numerosas pruebas y exámenes científicos demostrando la autenticidad de la misma.

El polígrafo Dictaminó Sentencia

A pesar de someter a María al uso de un polígrafo (Detector de mentiras) y aun sabiendo que no es fiable al 100%, se pudieron corroborar muchas de las preguntas que se le hacían con respecto a la formación de las caras y su misteriosa aparición. También se procedió a analizar la humedad del suelo y se pudo comprobar que bajo condiciones normales, el suelo posee un índice de humedad superior al 80%. Uno de los motivos por los cuales creo que las teleplástias toman una intensidad superior al del resto de otras formaciones que aparecen en otros lugares, es la excesiva humedad en combinación con algunos materiales o elementos que forman parte del suelo o del cemento de la casa. Lo más curioso es que cuando las imágenes se humedecen, toman una coloración más oscura, que las hace sobresaltar del fondo de cemento.

Algo que no Podía Faltar: las Psicofonías

El experimento por excelencia que no podía faltar, era el de la Psicofonía. Han sido muy famosas las psicofonías obtenidas por el parapsicólogo Germán de Argumosa y su grupo de investigación. Pero evidentemente yo debía intentar conseguir "mis propias voces". Se dispusieron un total de tres magnetofones. El numerado como 1, era el que iba recogiendo todas las conversaciones de fondo de manera que en caso de inclusión psicofónica, poder corroborar que no se trata de un simple ruido producido por un agente externo. El segundo magnetofón, se encontraba escondido y nadie de los asistentes tenía conocimiento del mismo. Este trataría de identificar posibles fraudes por parte de alguno de los investigadores o asistentes a la investigación. Por último, el denominado como 3, era el aparato con el que se realizaban las experiencias de transcomunicación y su posterior análisis psicofónico. El primer aparato se colocó junto a la segunda de las imágenes aparecidas, la que se encuentra hoy en día enmarcada en la pared de la cocina. El segundo se encontraba en el interior de mi maleta de investigación y el tercero estaba situado en la mesa junto a María y yo, habiendo colocado el micrófono junto a la teleplástia de " el pelao", apoyada en la pared del hogar de la cocina. En el lugar existía un factor de radiación inferior a 15 REM / Hora, una medida normal y corriente. La humedad, se disparaba de una manera asombrosa. La temperatura rondaba los 11ºC en el interior de la cocina. El nivel de detección del polígrafo conectado a una de las plantas, era normal. Se estableció un sistema para evitar el ruido que procedía del exterior anulando el mismo de una forma muy sencilla. Y el nivel de campos electromagnéticos era completamente nulo, quizás dado el extremado grosor de las paredes de la casa.

Las Reveladoras Psicofonías nos Daban Nombres, Detalles y Hechos

Una vez nos centramos en la investigación, comenzamos a registrar alguna psicofonía. Tras una primera valoración del estudio de la cinta master utilizada en el aparato numero 3, se han detectado más de veinte claras inclusiones psicofónicas de gran trascendencia y claridad. Y a éstas iban ligadas un sinfín de debilitadas vocecillas. Conforme se van realizando exámenes de la cinta master, se detectan nuevas entradas, por ello digo que dejo abierto el caso de investigación psicofónica ya que la última palabra en cuanto al análisis psicofónico, está todavía por dar. Como ejemplo de alguna grabación podríamos citar una clara voz de mujer que dice claramente: ANGHELA. La verdad es que en el lugar no había nadie que se llamara así, pero María recordó que una antepasada de ella se llamaba Ángela.

Otra voz, pero en este caso con profunda voz de hombre nos dijo: MATAR A YEI. Debo decir que tampoco había nadie que se llamara Yei o algo parecido, pero la inclusión dada su claridad si bien es curiosa.

Nada más iniciar el proceso de grabaciones por la tarde del sábado, una voz de hombre se presenta diciendo: MAONI y a continuación una titubeante y desgarrada voz de niña replica con claridad extrema: MAMAAAA. La verdad es que esta última psicofonía, nos pone los pelos de punta y nos estremece de manera extraña. A continuación, María preguntaba: ¿Os gusta mi compañía? a lo cual le respondieron de una manera inmediata; SI con voz masculina. Otro investigador preguntaba ¿Quienes son los que han formado estás imágenes en el suelo? La respuesta fue también inmediata, una voz masculina le afirma: YO HE SIDO...TÚ. Realmente era inquietante, pero...ese TU ¿qué significaría? La respuesta vino dada por otra voz que nos respondió a esta pregunta diciendo: UNA PENA. Cuando pregunté que si en aquel lugar había algún "ente" o ser invisible, se me respondió de una manera que no me lo esperaba. Una fina vocecilla femenina replica: ALMAS HAY...

Bien, esto es un reflejo del gran número de respuestas obtenidas y por supuesto conservadas a disposición de cualquiera que desee investigarlas o escucharlas para comprobar su autenticidad. Pero quizá lo más importante de todo es la propia respuesta o conclusión a la que llegamos después de la investigación.

Un Cementerio más Antiguo que el Propio Pueblo

En Bélmez de la Moraleda hace ya muchos años se encontraba un cementerio junto a la Iglesia del pueblo la cual se remontaba hacia el siglo XVII. Esta Iglesia a su vez estaba construida sobre las ruinas de una antigua ermita. En el lugar, ya se solían realizar enterramientos junto a la Iglesia o bien ermita. La Iglesia datada del siglo XVII, se erguía sobre las ruinas de ese antiguo cementerio. Para no desaprovechar el lugar y guardando tradición, se siguieron enterrando a las personas en la parte más cercana a la Iglesia que se encontraba en el mismo lugar donde hoy en día se halla la actual. Hay que tener en cuenta, que la casa de María Gómez Cámara y la adyacente, estaban construidas sobre uno de los extremos del cementerio, es decir, de la parte más antigua del mismo. Esto lo comprobamos al observar que la tierra que se extraía del foso practicado en la cocina de la famosa casa, estaba mezclada con huesos que según las pruebas efectuadas pertenecía al siglo XIII. Mientras que en la excavación que se efectuó hace 25 años sobre la Iglesia de Bélmez de la Moraleda con el fin de reconstruirla, puso al descubierto ataúdes antiguos, pero nunca tanto como los huesos hallados en la casa, y este hecho me lo ratificó un testigo presencial de las excavaciones. Hay que decir que el patio de la casa de María "hace pared" con la Iglesia, al igual que la casa vecina del número 3, ya que la de María en el número 5.

Fenómenos Poltergeist en la Casa Vecina

Haciendo alusión a la casa vecina. Según he tenido noticias, los inquilinos y propietarios de la misma, dicen haber escuchado ruidos, gemidos, voces y demás fenómenos que se podrían clasificar como poltergeist, como arrastrado de muebles, caída de cuadros etc. He de aclarar que María afirma que en ningún momento se han producido este tipo de fenómenos en su casa. Esto me da pie a extraer dos conclusiones:

1ª .- Si lo que se dice de la casa del número 3 de la calle Real es cierto, quizás se le pueda atribuir el fenómeno de las teleplástias al mismo que causa los supuestos poltergeist y como las dos casas son las únicas que están emplazadas en el terreno perteneciente al antiguo cementerio y también son la únicas en toda la calle, en las que han ocurrido este tipo de fenomenología paranormal, me inclino a pensar que la causa de los fenómenos extraños, reside en el emplazamiento del susodicho cementerio y más concretamente a su parte antigua.

2ª.- La buena fe y sinceridad por parte de María al afirmar que realmente en su casa no ocurre nada paranormal, sólo las caras (que no es poco). Pero si analizamos esto último, nos damos cuenta de que si María buscara algún afán de protagonismo a la hora de exponer o mostrar su caso a la opinión pública podría perfectamente decir que en su casa también ocurren estos fenómenos y como en la mayor parte de veces que realmente ocurren los hechos, el investigador nunca está presente ya que se producen en lo momentos más íntimos e inesperados, María podría haber aprovechado la buena fe de los investigadores y haber colado alguna "mentirijilla", cosa que hubiera potenciado el fenómeno en gran manera. Pero no, no ha sido así, María ha sido totalmente sincera con nosotros y creo que con todo el mundo y a pesar de que mucha gente opina que estas caras son pinturas de algún misterioso artista que se entretiene engañando a la opinión pública, siempre gozará de la credibilidad de todos nosotros, los verdaderos investigadores de este tipo de fenomenología. Y si alguien duda, le remito a que se acerque a Bélmez y lo compruebe personalmente.

Cuál fue el Verdadero Motivo de Aparición de las Misteriosas Caras

Otro tema es el cómo y porqué hace casi 25 años. En efecto, sería muy interesante saber porque ocurrió el fenómeno de las teleplástias. Buscando algún motivo y apoyándome en lo anteriormente expuesto, si se me permite opinar, voy a hacerlo. Durante las fechas del mes de Agosto de 1971 en la Iglesia de Bélmez de la Moraleda se hicieron unas reformas importantes. Tal era su magnitud que cambiaron parte de la cimentación de la Iglesia. Rellenando con tierra y cemento el antiguo santuario que antaño fue un cementerio. Cuando salía del pueblo de Bélmez de regreso hacia Alicante, pasé por el actual cementerio del pueblo y tras una larga conversación con el sepulturero, abusando un poco de la repentina confianza que ofrecen las gentes del lugar, me contó que él mismo había estado presente en la exhumación de los restos de ese antiguo cementerio. Es más, me mostró el lugar donde hoy en día se emplazan los huesos que del suelo de la Iglesia se extrajeron.

Era evidente que en un camposanto o cementerio, las gentes desearan estar con sus familiares enterrados más o menos como hoy en día se hace, en panteones o fosas adyacentes. Como antaño se enterraba simplemente en el suelo, al remover los cimientos de la Iglesia, imagino que muchos de los restos fueron también removidos y cambiados de lugar. Ya que los patios de las casas número 3 y número 5 de la llamada hoy calle Real no se tocaron en esta restauración, así como tampoco el resto de la vivienda, al efectuar excavaciones en la cocina de la casa de María se encontraron huesos pertenecientes a ese tan nombrado cementerio. Y claro, lo que allí había enterrado era el resto de los huesos que formaban parte del camposanto emplazado antiguamente en aquel lugar. Si tomamos como base de formación de las teleplástias este hecho y nos percatamos de que la fecha de aparición de la primera cara fue el 23 de ese mismo mes y de ese mismo año, podríamos tener un motivo, una razón, un por qué.

Aguas Subterráneas

La pregunta que estáis pensando muy probablemente, será el por qué se forman estas extrañas imágenes en la casa de María y no se forman en la casa del número 3 si las dos están sometidas al mismo evento. Bien, tengo una posible respuesta que no ha sido muy fácil demostrar. Una persona que goza de ciertas facultades radiestésicas, sondeó numerables puntos de la vivienda y del exterior, así como de la calle. La conclusión fue que se detectó una corriente de agua que cruzaba la casa de María y que iba a morir a un lugar cercano al hogar de la cocina, punto central de aparición de las caras. En la casa adyacente no ocurre esto. Claro, si tomamos como base de la formación de las caras el alto índice de humedad, quizás esta corriente de agua subterránea proporcione la humedad necesaria para que afloren las imágenes. Miguel el hijo de María, recortó la tercera de las imágenes en formación, presa del pánico. El hecho de haberla recortado y haberla dejado situada en un rincón de la cocina, provocó que la imagen no quedara fijada y aun hoy en día se observa difusa y reseca. Este evento, según mi parecer ocurrió por haber arrancado la imagen del suelo y haberle eliminado la humedad, cosa que es sin lugar a dudas lo que favorece la observación, mantenimiento y vida del fenómeno. Dado este caso y cotejando el hecho de que las imágenes aparecen y desaparecen de forma esporádica y repentina, me pregunto... ¿Por qué las teleplástias que se han extraído del suelo no han desaparecido o se han modificado sabiendo que las que se muestran hoy en día "in situ" pueden incluso moverse? Si María fuera la causante del fenómeno, evidentemente las teleplástias de la tercera cara así como la de "el pelao", y de algunas otras que se encuentran fuera del suelo o paredes, también se habrían modificado o incluso habrían desaparecido unas y aparecido otras. Cuando una imagen se extrae del suelo de la casa, al poco tiempo muestra como unas pequeñas vetas blancas en forma de retícula que van apareciendo en los contornos del fragmento, hasta que se seca y queda la imagen plasmada. Cuando se humedece, instantáneamente toma un color gris oscuro aclarando la propiamente dicha imagen de manera espectacular y dándole como un rayo de vida.

Por qué la Exclusividad en la Casa de María

Si lo que quiero demostrar con esto es cierto, en la casa de al lado no podrían formarse estas teleplástias por escasez de humedad, ya que por allí no pasa ninguna corriente de agua. Claro, de alguna forma el efecto, energía o "entes" generadores de las caras de la casa de María, tendrían también que causar algo en la vivienda vecina para manifestar su "pena", ya que se encuentra emplazada de igual manera, en el antiguo cementerio y también los restos han sido separados unos de otros. Los fenómenos poltergeist ocurridos en la casa adyacente, corroboran el hecho. Si bien no son tan "escandalosos" o conocidos como las teleplástias, también se han manifestado de una u otra forma y de una manera irrefutable tengo que aceptar que tanto una como otra casa están expuestas a los fenómenos paranormales. Y María Gómez Cámara, no es ni mucho menos la causante de los fenómenos. A pesar de esto, como la mente humana es tan desconocida no quiero cerrarme y prefiero dejar abierto el campo mental, es decir, que María puede de alguna forma haber coadyudado a la formación de las teleplástias con su "fuerza mental", pero no admito que María Gómez Cámara, sea el motivo causal de las formaciones teleplástias de Bélmez de la Moraleda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario