Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

sábado, 4 de junio de 2011

Fotografías Post-Mortem



La aparición de la cámara fotográfica se convirtió en un verdadero suceso en el siglo XIX, lo cual permitía por primera vez plasmar la imagen de las personas en retratos simples sin la necesidad de tener que ser pintadas. Pero como en todos lados, los inventos no traen consigo sólo una manera de ser utilizados, ya que en este caso, y debido a la creencia de que las cámaras capturaban el alma de las personas, muchos las comenzaron a utilizar para retratar a los muertos con la esperanza de salvaguardar sus almas.

Esta fotografía post-mortem ocurría generalmente con los niños recién nacidos, que por alguna desafortunada razón fallecían al poco tiempo sin haber tenido tiempo incluso de ser bautizados, razón por la que algunos pretendían conservar sus almas antes de que vayan a vagar por el limbo.

Sin embargo, esto también se aplicó en personas adultas, que aunque parezca macabro, eran fotografiadas como si estuvieran vivas, es decir, que eran maquilladas e incluso sus ojos eran abiertos simulando estar vivos. De esta manera, los familiares obtenían recuerdos de ellos aún cuando ya habían dado el paso hacia el otro mundo.

Algunos casos llevaban a que los familiares posaran junto al cadáver que era ubicado entre ellos, sentado y con los ojos abiertos, obteniendo un retrato bastante escalofriante, pero que a los ojos de algunas familias eran recuerdos invalorables.

Si bien la idea principal nace con el hecho de capturar el alma del occiso, y de esta manera preservar su esencia natural entre los vivos –aunque no se sabe para qué-, la verdad es que con el tiempo, la fotografía post-mortem se desvirtuó y pasó a convertirse en un gran negocio para muchos fotógrafos.
Algunas personas hoy en día, aún realizan esta espeluznante práctica, conservando todavía la vieja idea de la preservación del espíritu en ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada