Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

lunes, 9 de junio de 2014

Lago Enriquillo



El lago Enriquillo de hoy, a más de 40 metros abajo del nivel del mar, se ha replegado como un niño ofendido hacia su cuna; Lo ha hecho otras veces, y como estos al olvidar lo que los ofende ha vuelto a crecerse, como hizo hace unos decenios acabando con sembradíos y arrastrando todo lo que encontró a su paso. 

En su longitud se recogen historias de luces que se alcanzaban a ver y cuando usted se acerca no encuentra nada, así como de almas que desandan por sus orillas.

Dice un pescador que cuando el viejo Clemente murió, fueron muchos los que escucharon el chapoteo de las aguas y vieron un becerro misterioso entrar y salir del agua; dice también de lo bondadoso de ese hombre que daba lo que tenía para comer al que lo necesitaba. 

Se habla de la gente que se observa a lo lejos en sus orillas con ropajes blancos a las que nadie puede ver de cerca sin que se desaparezcan y que nadie duerme en sus riveras sin tener pesadillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada