Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

martes, 11 de agosto de 2015

Los Perros Sienten El Dolor De Las Personas e Intentan Aliviarlo.

Cuando los perros se dan cuenta que el humano se encuentra llorando, de inmediato inician contacto físico con el propósito seguro de confortarle.

¿Quién no ha tenido una pena? Por más optimistas que seamos, a veces la vida se coloca cuesta arriba y no andamos con los implementos para escalarla de manera fácil. La congoja nos ataca y en estos tiempos donde escasean los hombros y paños de lágrimas, los únicos que se dan cuenta, y vaya que sí, son nuestras mascotas.

Así quedó demostrado mediante un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Goldsmith en Londres, quienes mediante la experimentación con un universo de 18 perros de diversas razas, verificaron que los peludos amigos distinguen los estímulos de sus amos y extraños cuando estos lloran, susurran, tararean o hablan.

Cuando los perros se dan cuenta que el humano se encuentra llorando, de inmediato inician contacto físico con el propósito seguro de confortar o consolar a quien padece de tristeza. Al ocurrir indistintamente tanto con sus amos como con desconocidos, se comprueba que es verdadera empatía y no es una búsqueda de recompensa, como tampoco un efecto de la curiosidad.

“El tarareo fue diseñado para ser un comportamiento relativamente nuevo, que podría provocar la curiosidad de los perros. El hecho de que los perros diferenciaron entre el llanto y el tarareo indica que su respuesta no fue meramente motivada por la curiosidad”, dijo la doctora Deborah Custance.


Los perros no distinguen, sin embargo, si una emoción es fingida pues su cerebro no reconoce lo genuino de lo falso de estas expresiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario