Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

domingo, 5 de marzo de 2017

Mensajes Secretos En El Reloj De Abraham Lincoln

Hoy quiero compartir con todos vosotros una historia poco conocida, pero no por ello menos cierta y misteriosa. Se trata del misterioso reloj que llevaba siempre consigo el Presidente de los Estados Unidos Abraham Lincoln.

Lo cierto es que se desconoce cuál era el fin que perseguían tal reloj, y mucho menos los mensajes que escondía, pero por una razón u otra terminaron conociéndose.

Abraham Lincoln fue el decimosexto Presidente de los Estados Unidos, cosa que es de todos sabido y explicado en todos los libros de historia, pero lo que es menos conocido es que, durante muchos años, portó consigo un reloj de bolsillo con una serie de mensajes ocultos  que jamás llegó a conocer.

Muchas han sido las voces que se han preguntado el origen y la finalidad de tales mensajes, que hablaban de temas tan delicados en la época como la Guerra Civil de los Estados Unidos, ocurrida entre los años 1861 y 1865.  Los mensajes que pudieron ser traducidos decían cosas como: "Los rebeldes atacaron el fortín Sumpter"; "Gracias a Dios que tenemos un Gobierno".

Frases intrigantes que resultaron albergarse en un pieza de la que el Presidente de los Estados Unidos no se separó nunca hasta el mismo momento de su muerte. Fue mucho tiempo después de producirse la muerte del Presidente Lincoln cuando el relojero de confianza del Presidente, Jonathan Dillon, en una entrevista a un medio de comunicación en la que le preguntaban a cerca de su relación y trato con el Presidente Lincoln, cuando hizo público al mundo su secreto, las frases que el presidente escondía en su reloj y que se llevó a la tumba.

Según afirma Jonathan Dillon, fue en una de las ocasiones en las que el Presidente Lincoln mandó a reparar ese reloj, cuando sin el conocimiento de éste grabó las frases que pasarían a la posteridad. Afirmaba que hasta ese mismo momento nadie sabía de su existencia, así como nadie había sido capaz de encontrarlas.

Las afirmaciones de Jonathan Dillon no fueron tenidas en cuenta, nadie lo creyó y poco a poco cayeron en el olvido público, pero no dentro de su propia familia, entre quienes pasó el secreto de generación en generación como un acto patriótico de orgullo familiar.

Sin lograr que nadie lo creyera, uno de sus descendientes, concretamente su tataranieto Doug Stiles, quien aseguró de nuevo que en el reloj del que fuera del 16º Presidente de los Estados Unidos Abraham Lincoln, se encontraba la inscripción que había hecho su antepasado.

En poder del Museo Nacional de Historia de los Estados Unidos, el reloj no había sido revisado nunca, ya que esta historia no había sido tenida como cierta en ningún momento, pero ante la insistencia del tataranieto del relojero de Lincoln, el Director del Museo accedió a inspeccionar el interior del reloj bajo supervisión de expertos. Nada más lejos de toda imaginación, cuando los presentes descubrieron que bajo la tapa de aquel reloj se encontraban las frases que Jonathan Dillon, relojero de confianza de Lincoln, había tallado en el justo momento en el que la historia de los Estados Unidos de América veían como comenzaba la que sería la peor de todas sus guerras internas.

Según afirman, Jonathan Dillon en la entrevista afirmó que "había estado reparando el reloj de bolsillo de Lincoln cuando oyó los primeros disparos del conflicto", pero fue obvio que nadie le hizo caso. Bien es sabido que el tiempo pone a todo el mundo en su sitio, en este caso también, fue su propio tataranieto, seguro de lo que durante generaciones se había afirmado dentro de su familia, quien otorgó a su tatarabuelo la credibilidad que le habían negado durante años.


Muchos afirman que fue un acto instintivo de patriotismo del relojero, otroa afirman que fue un gesto premeditado para pasar a la historia en el momento en el que se descubriese, pero lo que es cierto y sobre lo que no cabe la mayor duda, es Jonathan Dillon consiguió dejar un mensaje a generaciones futuras y fue el mismísimo Presidente Abraham Lincoln el que se encargó de completar la tarea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario