Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

miércoles, 5 de abril de 2017

La Rosa Salvaje: La Leyenda de Elisa Day

Hace muchos años, en Irlanda, había una joven llamada Elisa Day. La gente la llamaba La Rosa Salvaje porque decían que era tan hermosa como las rosas silvestres que crecían junto al río, cubierto de rojo color sangre.

Un día, un joven llegó al pueblo y desde el primer momento en que puso sus ojos en Elisa Day, sabía que ella era única. El fue a su casa, llamó a su puerta y se presento, la tomó en sus brazos y la besó en sus labios color rojo rubí.

En el segundo día, el joven regresó. Le llevó una rosa roja y le dijo que era la mujer más hermosa que habia visto nunca. Él le dijo que lo buscara junto al río, donde las rosas silvestres de dulce rojo escarlata.

En el tercer día, la llevó hasta el río. Se puso en la orilla y se quedó en silencio en el agua. El hombre la besó en sus labios una vez más. Luego esperó hasta que le dio la espalda y la mató a golpes con una piedra en la mano. A medida que la mató, susurró: “Toda belleza debe morir...”

El hombre le coloca una rosa entre los dientes, y deslizó su cuerpo en el río, desapareciendo lentamente bajo la clara y tranquila superficie. Su cuerpo nunca fue encontrado y con los años, su verdadero nombre fue olvidado, a ella solo se le refiere como la Rosa Salvaje.


Muchas personas afirman haber visto su fantasma errante a lo largo de las orillas del río, donde crecen las rosas silvestres. con su cabeza cubierta de sangre y agarrando una rosa en su mano...

No hay comentarios:

Publicar un comentario