Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

lunes, 7 de mayo de 2018

El Antifaz de la Muerte

Era una noche de carnaval y como de costumbre, había una gran fiesta cerca de mi casa. Me fui a la fiesta, al llegar la casa estaba completamente ambientada en función del  carnaval: telas que colgaban del techo, serpentinas y globos por doquier y una colorida alfombra que cubría la escalera que lleva al piso de arriba. La gente tenía  disfraces muy originales, unos utilizaban trajes muy elaborados, otros se ingeniaban la vestimenta y había quienes solo utilizaban algún antifaz.

La fiesta cada vez más animada contaba con gran cantidad de personas y cada minuto se sumaban más. Todo el mundo la pasaba muy bien, era un rato bastante movido.

Luego de bailar un poco, decidí tomar algo y sentarme un rato para recuperar un poco de energía y entonces observé a una persona con actitud misteriosa que portaba un antifaz de color oscuro que se dirigía al piso de arriba sigilosamente y pasaba desapercibida ante la gente. Nadie parecía prestarle atención más que yo.

Decidí levantarme de la mesa para ir tras de esa persona, subí las escaleras y al llegar al piso de arriba me percaté de que estaba la puerta de una de las habitaciones entreabierta y la luz del pasillo comenzó a titilar. Llena de miedo decidí entrar, el interruptor de la luz no funcionaba, las cortinas estaban cerradas y se dejaba ver un pequeño destello de luz que salía del closet. Volteé a mirar tras de mí pero nadie estaba cerca, di pasos cortos hasta llegar al clóset, me paré frente a él y esa luz se apagó. Sentí el aliento de alguien sobre mi oído y al voltear estaba la persona del antifaz quién retiró de un tirón aquella máscara: su rostro era desfigurado y al observar bien, vi que no tenía pies. Intenté gritar y correr pero me tomó con fuerza y me lanzó al suelo, quedé inconsciente.

Al pasar el rato, me desperté y estaba amordazada dentro del clóset con la puerta a medio cerrar, desde ahí veía esa horrible presencia cubierta con el antifaz. Volteó a verme: yo estaba a punto del desmayo cuando escuché que mencionó mi nombre. Dijo que iría por cada uno de los invitados y terminaría por matarnos a todos juntos.


La dantesca escena apareció ante mis ojos cuando al fin logré escaparme. Tantos cadáveres, todos con antifaces, tirados en el primer piso, como un baile de carnaval hacia el más allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario